RELACIONES ENTRE LAS ESPECIES

Los factores bióticos son los que determinan las relaciones que existen entre aquellos que habitan en un mismo lugar. Podemos ver estas dos relaciones:

RELACIONES INTRAESPECÍFICAS:

La relación intraespecifica es la interacción biológica en la que los organismos que intervienen pertenecen a la misma especie. En este tipo de relaciones se considera sobre todo las que se presentan en una población.

Así, se pueden distinguir cuatro tipos de relaciones intraespecíficas, y son:

  • Familiar: Integrada por individuos que están emparentados entre sí. Su objetivo es  la reproducción y el cuidado de las crías. —> Por ejemplo; Águilas, buitres y lobos. Dentro de esta asociación hay cuatro tipos:1. Monógama.
    2. Polígama.
    3. Matriarcal.
    4. Filial.
  • Gregaria: Estan constituidas por conjuntos de individuos, no necesariamente emparentados, que viven en común durante un periodo más o menos largo . —> Por ejemplo; Aves migratorias.
  • Estatal: Está constituida por individuos que viven juntos, y entre los que existe una jerarquía y un repartimiento del trabajo. Construyen nidos. —> Por ejemplo: Abejas, avispas y hormigas.
  • Colonial: Es una relación permanente, los individuos están unidos físicamente y también hay reparto de tareas, y los individuos se especializan en determinadas funciones. Provienen de un mismo progenitor. —> Por ejemplo; Los corales.

Imagen

RELACIONES INTERESPECÍFICAS:

Una relación interespecífica es la interacción que tiene lugar en una comunidad entre 2 individuos o más de especies diferentes, dentro de un ecosistema.

Hay diferentes tipos de relaciones:

  • Mutualismo: En esta relación, las especies obtienen provecho de la asociación aunque no es obligada, ya que cada individuo puede subsistir sin la ayuda del otro. Cuando las dos especies no pueden vivir por separado se denomina, simbiosis —> Por ejemplo; El pez payaso y la anémona.
  • Comensalismo: Un individuo (comensal) se alimenta de los restos de comida de otro organismo, sin causarle ningún beneficio ni perjuicio. —> Por ejemplo; La rémora y el tiburón.
  • Inquilinismo: Un individuo (inquilino) encuentra cobijo en el cuerpo de otra especie, sin causarle perjuicio. —> Por ejemplo; Los búhos y los árboles.
  • Parasitismo: Un individuo (parásito) vive a expensas de otro (huésped) al que perjudica sin llegar a causarle la muerte. El parasitismo es una relación obligada, ya que el parásito no puede vivir sin su huésped. —> Por ejemplo; Las pulgas y los perros.
  • Competencia: Dos individuos utilizan un mismo recurso limitado, lo que conduce a que los individuos compitan por el acceso a la alimentación. La especie más fuerte acaba eliminando o desplazando a la más débil. En general, los organismos que compiten ocupan el mismo nicho ecológico, es decir, ocupan el mismo lugar en la cadena alimentaria y utilizan el mismo alimento. —> Los buitres.
  • Depredación: Un individuo (depredador) captura y mata a otro (presa) para alimentarse de él. Casi siempre el primero es de mayor tamaño que la presa (gato y ratón, araña y mosca). —> Por ejemplo; El leopardo y la gacela.

 Imagen

 http://www.youtube.com/watch?v=vvKRGEzAMwc

http://www.youtube.com/watch?v=gDU47A2KMq4

Andrea García, nº 10 – 4º B.

About these ads
Enlace | Esta entrada fue publicada en 4B-C 2011-2012. Guarda el enlace permanente.